Agradable y relajante Bretaña Francesa

En junio de 2014 y aprovechando que desde Gijón había una ruta marítima con Saint-Nazaire, cogimos el barco con el coche y nos fuimos a conocer la Bretaña Francesa. Es una región de Francia preciosa y muy relajante. Bueno como toda la Francia rural. Fuimos relajadamente en un camarote interior. Salimos de Gijón sobre las 23 horas y llegamos sobre las 14 horas del día siguiente.

Bajamos del barco y viajamos hasta llegar al pueblo de destino: un pueblo cerca de Dinan. Habíamos alquilado la casa con HouseTrip. Estuvimos muy a gusto en esta casa y estaba cerca de todo lo que teníamos previsto ver y visitar. El pueblo se llama Saint Solen (en la imagen es la casa de la izquierda con puerta de color marrón y ventana encina).

St. Solen

Como se puede ver en el mapa, seleccionamos dos pueblos con la casa como base para estar cerca de otros muchos pueblos para visitarlos: Dinan y Vannes.

St. Solen y Dinan.

St. Solen es un pueblo que está muy cerca de Dinan. Este es mucho mas grande y tiene una gran cantidad de casas medievales. Da gusto pasear por sus calles. Fuimos a cenar las 21 horas pensando que ya no nos servirían, ya que en Francia es muy tarde. Pero si nos sirvieron.

Dinan
Dinan
Creperie en Dinan
Dinan
Dinan
Dinan
Dinan
Dinan
Puerto de Dinan
Dinan
Puerto de Dinan
St. Solen
St. Solen
Casa en St. Solen
Comuna de St. Solen
Casa de St. Solen

En Dinan merece la pena también ir a ver el puerto fluvial que se puede ver también desde el carretera general.

St. Malo

Esta ciudad soporta mucho turismo. En ella estuvimos toda una mañana y allí conocimos a dos personas de Barcelona que también estaban visitando St. Malo. Comimos juntos ahora Geli y ella hablan en la distancia bastante a menudo.

Cancale

Desde St. Malo nos fuimos hasta Cancale sobre todo a conocer su puerto. Después de pasear por el centro del pueblo, bajamos hasta el puerto. Al llegar abajo y a la izquierda hay un criadero de ostras. Pedimos una docena con limón que nos comimos allí mismo y nos encantó, estaban muy buenas. Es un sitio muy agradable.

Rennes

Es una ciudad grande con un centro peatonal muy bonito. Hay un montón de construcciones clásicas típicas francesas. Durante el paseo nos encontramos con un mercadillo, como hay en casi todos los pueblos franceses. Nos compramos un botella de vino tinto de marca francesa para tomar por la noche alguna fruta de productor local.

Fougéres

Precioso pueblo medieval con un magnífico castillo. Después de ver el pueblo medieval entramos al castillo y nos encantó. Pasamos por todas las dependencias posibles y había una sala en la que explicaban con diapositivas su historia. Visita imprescindible.

Vitré

Otro pueblo medieval con castillo con almenas alzadas al cielo. Un castillo precioso. Comimos en el parque y después de deambular por el centro nos fuimos a visitar el castillo. Visita imprescindible.

Dol de Bretagne

Otro pueblo precioso típico francés. Aquí nos tomamos un vino francés y paseamos por su centro histórico visitando su catedral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *